Category: Cáncer

Los beneficios de consumir alimentos nutritivos de verdad

Los beneficios de consumir alimentos nutritivos de verdad

Existen muchas recetas para hacer dietas y muchas fórmulas para bajar de peso o para mantener una figura ideal, además de recetas que son saludables para la salud; sin embargo, cada día aumenta más la cantidad de personas que no se alimentan bien. Esto es debido a diversos factores como la mala alimentación, ya sea por falta de los alimentos, o por consumir aquellos que no son los adecuados, como la comida chatarra, alimentos altos en grasas y calorías.

Los beneficios de consumir alimentos nutritivos de verdad

Sin embargo, existen alimentos, entre frutas y hortalizas que a veces no son apreciados, ya sea por su sabor o su contextura. Entre este grupo se encuentran aquellos alimentos altamente nutritivos que brindan al organismo los nutrientes y los recursos necesarios, por decirlo de alguna manera, para que este funcione de manera excelente y además, prevenir algunas enfermedades, y por supuesto, crear platillos a partir de estos alimentos o usarlos para sazonar y darles un sabor diferente a las comidas que se preparan.

Muchas personas aprecian mucho las ensaladas debido a la cantidad de hortalizas que se usan para hacerlas, lo que representa un grupo grande de nutrientes. Si bien existen una gran cantidad de ensaladas y estilos, que muchas personas tienen la libertad de inventar o crear como gusten, la verdad es que la base de éstas son el tomate y la cebolla; en muchos casos pueden ser las dos, o solamente una; aunque hay personas que deciden pasar por alto estos ingredientes, es importante conocer el valor nutritivo de la cebolla y los beneficios que tendrá el organismo al consumirla.

La cebolla es una de las hortalizas que tienen beneficios curativos, por lo cual es bueno consumirla. Entre dichos beneficios se cuentan varios, como el alto contenido de vitaminas antioxidantes; además de ser una fuente de ácido fólico y potasio; por lo que es ideal que mujeres embarazadas, personas que sufren de hipertensión, cálculos renales y retención de líquidos la consuman para mejorar sus problemas de salud y combatir estas dolencias. Además, ayuda con la digestión y previene el estreñimiento; ayuda a evitar problemas respiratorios, como la gripe, el asma, la faringitis, el catarro, y demás dolencias afines a estas.

Los beneficios de consumir alimentos nutritivos de verdad

De hecho, se están llevando a cabo estudios que ayudan a usar los nutrientes de la cebolla para crear algunos medicamentos y aprovechar sus fuentes de vitaminas y demás cualidades para saber cómo reacciona el organismo ante ellos; sobre todo, muchos estudios están enfocados en cómo la cebolla puede ayudar a tratar el cáncer. Por esa razón, es importante incluirla en la dieta, de esta manera, el organismo tendrá lo necesario para protegerse.

La naturaleza contra el Cáncer.

Actualmente, el cáncer es una de las enfermedades más conocidas alrededor del mundo. Ya sea que afecte a todo el cuerpo o una parte determinada del mismo, el cáncer se ha convertido en una de las amenazas más frecuentes para la vida de los seres humanos. Se ha podido determinar que la ingesta de tales o cuales alimentos, la exposición a tales o cuales sustancias, así como, la realización de ciertas acciones, pueden aumentar la posibilidad de que las células de algún lugar de nuestro cuerpo comiencen a crecer de manera desmesurada, creando lo que conocemos como tumor, si estas células llegan a atrofiarse y, por ende, a ser distintas a las que naturalmente produce nuestro cuerpo, estaremos en presencia de un tumor maligno, el cual suele ser más delicado de tratar que un tumor benigno, porque éste último, será solo una acumulación de células que puede retirarse de donde está para evitar que crezca más y cambie de naturaleza.

Conforme ha avanzado el ser humano en su evolución tecnológica, ideológica y práctica, se han podido llegar a estudiar distintas maneras de controlar esta penosa enfermedad; la quimioterapia, por ejemplo, es un tipo de tratamiento en el que se le aplican químicos al organismo con el fin de detener o ralentizar el crecimiento inmoderado de las células, en todo el cuerpo, por lo tanto, es muy frecuente que algunas células sanas de ese organismo salgan afectadas, dando pie así, a que se presenten los efectos secundarios de la quimioterapia, que se muestran principalmente en las áreas del cuerpo que necesitan renovar sus células constantemente, tales como; el cabello, las paredes del intestino y la boca, y la piel.

Sin embargo, la naturaleza es, sin duda, sabia y ha demostrado que puede ser de gran ayuda para contrarrestar algunos de estos desbordamientos celulares. Para nadie ha sido nunca un secreto que los medicamentos tienen su base química en complejas sustancias extraídas de diversas plantas, las cuales pueden también ser consumidas en su estado natural, pero que de esta manera, actuarían más lentamente. Los medicamentos son, a saber, una especie de síntesis de esa sustancia que necesitamos para mejorar el funcionamiento de nuestro cuerpo y para neutralizar o eliminar cualquier agente patógeno que pueda estar causando problemas.

           Ingresa ya en nuestra página web, donde podrás encontrar todo lo que incide sobre el cáncer y su cura natural la cual se puede aplicar en situaciones de riesgo de la salud y la vida.

Estos alimentos te ayudarán a prevenir el cáncer

Mantener una buena alimentación, siempre ha sido sinónimo de salud y por ende mejor calidad de vida. Pero además de esto, la importancia de los alimentos va mucho más allá, llegando a convertirse en aliados al momento de prevenir muchísimas enfermedades.

Una de estas es el Cáncer, enfermedad que en la actualidad es más común de lo que podemos pensar. Esta se trata de un tumor maligno el cual generalmente suele invadir e ir destruyendo todos los tejidos orgánicos del ser humano.

El día de hoy, conoceremos alimentos que pueden ayudar a prevenir esta grave enfermedad.

¿Estás listo? ¡Comenzamos!

Aguacate: Esta cargada de vitamina E, excelente opción como antioxidante.

Brócoli: Alto contenido de vitamina E y betacaroteno, conocido como un excelente antioxidante.

Algas: Además de ser depurativas, en ellas se encuentran muchas vitaminas, se caracterizan por poseer muchos minerales.

Cebolla: Esta compuesta con alicina, rica en azufre el cual actúa de forma depurativa en el hígado, evitando que este acumule sustancias toxicas en la sangre y tejidos.

Alcachofa: contiene polisacárido e inulina, totalmente efectivas para prevenir el cáncer de mama y colon.

Huevos: Poseen altos niveles de aminoácidos, vitaminas y minerales.

Guanábana: Contiene propiedades medicinales las cuales se destacan por prevenir y combatir el cáncer, de hecho esta es una de las medicinas naturales, más efectiva.

Zanahoria: Antioxidante puro, el color naranja que esta posee se debe a su alta cantidad de betacarotenos.

Tomate: Posee licopeno, este es un caroteno que le proporciona el color rojo. Tanto su piel como semillas también contienen efectos anticancerígenos.

Piña: Combate formaciones peligrosas en el estomago gracias a que contiene acido clorogénico.

Estos son algunos de los alimentos que además de ser deliciosos, ayudarán muchísimo a prevenir esta enfermedad que aqueja a un número elevado de personas. Es importante resaltar que, hasta ahora no existe cura total, además de seguir rigurosos tratamientos para frenar sus síntomas a tal magnitud que haya una desaparición absoluta, pero hasta ahora, es algo muy relativo.

Solo recuerda, nunca es tarde para comenzar a pensar en tu organismo. Quizás son alimentos que tienes en casa y simplemente ignoras a la hora de preparar cualquier tipo de comida o aperitivo.

Llevar una dieta balanceada repercutirá de forma positiva, no solo haciéndote sentir bien, sino también previniendo enfermedades y fortaleciendo tu  organismo al 1000%.

Así que, ¿Qué esperas? ¡Es hora de empezar a alimentarte mejor cada día más!

El cáncer de piel ¿De qué se trata?

El cáncer de piel, como bien lo dice su nombre, es un tipo de cáncer que se desarrolla en alguna de las capas de la piel; existen tres tipos de cáncer de piel: el carcinoma basocélular, el carcinoma de de células escamosas, y el melanoma maligno, que es el tipo de cáncer más fuerte.

El carcinoma basocélular es el tipo de cáncer se desarrolla en la capa más externa de la piel, afectando las células basales, ubicadas en la base de la epidermis; el carcinoma de células escamosas, conocido también como carcinoma epidermoide, afecta a las células que se encuentran en el tejido de la piel y que son de forma escamosa, de ahí su nombre, y se encuentra en el tejido que forma la superficie de la piel; estos dos tipos de cáncer son los más comunes, y tienen una alta tasa de curación, aunque puede dejar secuelas, como desfiguración; además son llamados cáncer de piel no melanoma, ya que el tercer tipo de cáncer, el melanoma maligno, es más agresivo, y si no se detecta a tiempo puede ser mortal; aparte de estos, existen otros tipos de cáncer que son menos frecuentes como el linfoma cutáneo, carcinoma de merkel y sarcoma de kaposi.

El cáncer de piel es producido por una larga exposición a los rayos ultravioletas, es decir, que estar expuesto durante un período prolongado bajo el sol sin la protección debida puede ser causante de este tipo de cáncer que es más común en personas de piel blanca; las quemaduras de piel son más frecuentes cuando no se usa protección solar, y los rayos solares llegan a dañar las células que recubren la piel, envejeciéndola y  produciendo así algunas de las formas de este tipo de cáncer; pero no solamente los rayos ultravioletas pueden causar este tipo de cáncer; también están las cabinas y las lámparas bronceadoras, estas son fuentes de radiación ultravioleta que pueden ocasionar este tipo de cáncer.

El cáncer de piel se puede detectar de varias formas: cuando un lunar es asimétrico y sus bordes son irregulares, o su diámetro es mayor a los 6milimetros; también se puede reconocer por algún cambio en la piel, como una herida que no sana o la aparición de manchas que cambian de color, rojo o azul, y que tienden a crecer; por lo que es importante evitar la exposición prolongada al sol y usar protector solar; también evitar productos químicos que contengan plomo o arsénico, ya que son detonantes, y usar protector solar, además de hacerse un chequeo regular con un especialista, porque más vale prevenir que lamentar.

Mitos sobre el cáncer de mama

El cáncer de mama se ha convertido en una de las enfermedades más temidas y más discutidas por las mujeres de hoy día. La cantidad de campañas mundiales sigue creciendo, y con ello, una cantidad de mitos que muchas veces causan falsas alarmas y dan falsos datos sobre la enfermedad.

Por ello, a continuación decidimos dejarte y comentarte algunos de los mitos más famosos acerca del cáncer de mama, ¡conócelos!

El cáncer de mama solo afecta a las mujeres

No, no es así, a pesar de las mujeres son más propensas a padecerlo, el cáncer de mama también es una enfermedad que puede afectar a las personas del sexo masculino. De hecho, el 25% de los hombres que la contraen mueren a causa de ella debido, principalmente, a su diagnóstico tardío como consecuencia del desconocimiento de que podían padecerla.

Las mujeres con senos pequeños tienen menos riesgo de padecer cáncer

Otro mito que ha sido desmentido por los especialistas, quienes afirman que el tamaño del seno no guarda ningún tipo de relación con el riesgo de padecer la enfermedad. Lo que sí es una realidad es que es más fácil palpar, y por ende detectar, el cáncer en un busto pequeño.

Usar brasier con varilla da cáncer de mama

A pesar de que es una información que ha sonado mucho afirmando que usar brasier con varilla obstruye el flujo linfático, es un tema que no ha sido comprobado por los especialistas.

Si mi mamá y mi hermana tuvieron cáncer de mama yo también tendré

La realidad no es esa, la realidad es que si tu mamá o tu hermana padecieron la enfermedad la probabilidad de tú la padezcas se duplica, más no es un hecho corroborado que tú también tendrás cáncer de mama.

Una de cada ocho mujeres padece cáncer de mama

Si bien es una afirmación totalmente cierta, siempre olvidan resaltar que es una estadística valida solo para las mujeres que tengan más 85 años de edad, es decir, que se estén acercando al final de su vida. De hecho, mientras más joven sea una mujer la probabilidad es mucho menor, por ejemplo, la probabilidad de que una mujer de 30-40 años padezca cáncer de mama es una entre 250.

Como ves, muchas de las afirmaciones que se comparten en los medios y las redes sociales no son del todo ciertas, por ello es súper importante basarse siempre en fuentes especializadas y cien por cien confiables.